Los gatos tienen una gran variedad de razas, que podrás conocer en una Clínica veterinaria en Usera (Madrid). Algunas son muy conocidas, pero otras lo son menos. De cualquier manera, todos los gatos son seres especiales.

Quizás si te decides a adoptar uno de estos gatos diferentes descubras que tiene necesidades especiales, para lo cual puedes preguntar en una clínica veterinaria en Usera (Madrid). No solo el aspecto, también su comportamiento y personalidad cambian de raza a raza.

El gato esfinge, al que también se llama gato egipcio, tiene un pelo imperceptible. La escasez hace que debas alimentarlo con piensos especiales, pues consume mucha energía. También necesitan que les limpies cuidadosamente los ojos, ya que sus pestañas no los protegen lo suficiente por ser muy ralas.

El gato birmano es un cruce de persas y siameses y a una sedosa piel aúna los colores de estos últimos. Es uno de los gatos más cariñosos y que establece más fuertes vínculos con sus amos, por lo que te gustará tenerlo en casa. El gato de bengala es un elegante minino más grande que el promedio y con un hermoso manto manchado que te recordará a los leopardos. Sus articulaciones son algo laxas, por lo que sufre a veces de luxación de las rótulas y no debe tener sobrepeso.

El gato ragdoll tiene pelo largo, bicolor o moteado y es un mascota que reacciona muy poco, pues no tiene instinto cazador o de defensa, por lo que en los brazos de desmadeja y de allí su nombre, que significa muñeca de trapo. Es sumamente dócil, tranquilo y dependiente y alcanza gran tamaño. Como apenas maúlla, puede que no notes si está enfermo, por lo que debes llevarlo al veterinario con frecuencia.

En la Clínica Veterinaria Parque conocemos todas las razas de gatos, sus particularidades y lo que debemos hacer para cuidarlos. ¡Cuenta con nosotros!